Inversión de tecnología en almacenes de cadena, la transformación del retail


Con una inversión global, en tecnología, estimada en más 203.600 millones de dólares para 2019, el retail se encuentra en fase de transformación buscando aumentar su eficiencia, adaptarse más a las plataformas móviles y evitar redundancias en su cadenas productivas.

El retail se encuentra en una fase de cambio y para ello ha decidido apoyarse en la tecnología, una prueba de ello es  su inversión global que creció un 3.6%, en 2019, buscando principalmente aumentar su presencia en el segmento móvil. Pero no solo eso, también se encontró un fuerte interés en tecnologías de punta como en plataformas de inteligencia artificial,  comercio electrónico e incluso sistemas de realidad aumentada que atraigan y retengan a más consumidores. 


Como ejemplo, el año pasado, en Estados Unidos,  la mayoría de encuestados de un estudio encontró que el 61%  de los ejecutivos habló del interés del sector en invertir en nuevas tecnologías en un futuro cercano, mientras el 52% habló de inversiones, ya en camino, hacia tecnologías móviles y de conectividad.

 En el mismo periodo de tiempo, en el mercado francés y británico, ejecutivos del retail expresaron una tendencia similar con foco en inversiones móviles (apps, cupones y sistemas de pago móvil), seguidos de tecnología en puntos de exhibición (iPads en los pisos de venta), además de inversiones en inteligencia artificial y realidad aumentada, entre otras posibilidades.


Una de las grandes aspiraciones tecnológicas del retail, en la actualidad, es la analítica, una iniciativa que desde hace un tiempo se ha convertido en la gran arma  -ya no tan secreta- de las plataformas de comercio electrónico como Amazon o eBay que ven en el análisis de la información su mayor fortaleza. 


Es más, algunos analistas resaltan la necesidad que los almacenes de cadena  entiendan que la batalla ya no es tanto de “valor agregado” como era anteriormente, en la época actual el secreto es la información, los datos,  y como estos pueden ser convertidos en insights. Por ello se les debe tratar como los valiosos recursos que son y ella conlleva la inversión en herramientas  que permitan la captura y análisis de los mismos.

De igual forma, las plataformas de comercio electrónico fueron las protagonistas de las inversiones en 2018 en varios mercados, como el estadounidense, que fortalecieron su presencia online no solo como una forma de atraer a más clientes, también como una maniobra defensiva frente al crecimiento desmedido de otras ofertas, nativas digitales, como Amazon que sólo en 2018 obtuvo más de 232.000 millones de ingresos.


El auge del BOPIS

De igual forma se han fortalecido las tendencias mixtas que involucran las nuevas tecnologías con los sistemas tradicionales como es el caso del BOPIS (Buy Online Pick Up In Store), o comprar en internet y recoger en establecimientos físicos.  En Estados Unidos esta modalidad ha crecido tanto que se estima que el 68% de los estadounidenses ha hecho uso de ella.  


En Europa los porcentajes son aún mayores, especialmente en los mercados francés y británico. En éste último la tendencia sobrepasa el 72% desde 2017. Y no solo eso, se ha encontrado que el 75% de sus usuarios tienden a adquirir otro producto en internet. Además el 49% de ellos tiende a realizar otra compra, impulsiva, en los sitios donde recogen los productos.

Fuente: Invesp


Al preguntarla a los compradores por las razones para elegir el BOPIS la respuesta más popular fue la reducción en costos, al no incurrir en envíos. Por cierto, el BOPIS también es conocido como BOPUS: Buy Online, Pick Up in Store, o click and collect y es considerada como una estrategia Ominicanal.


 Otra influencia, externa, al mercado de retail ha sido el de las aplicaciones “on demand delivery” como Merqueo, Rappi o Glovo, que han ido creciendo su influencia afectando numerosas verticales.


Pero la tecnología está afectando mucho más que la forma de despacho de los productos, actualmente hay una carrera para digitalizar toda la experiencia dentro de los almacenes y buscando reducir o eliminar las filas de las cajas.  Como por ejemplo el caso de las tiendas sin cajeros de Amazon en Estados Unidos(Amazon Go) o las de Bingobox en China.   La solución de Amazon usa una plataforma que llamaron “Just Walkout Technology” que une tecnologías como computer vision, inteligencia artificial, cámaras inteligentes y una app móvil que se usa como un “tiquete digital” para entrar a las tiendas, una vez allí todo es automático.

Fuente: The Times

Pero también hay otras ofertas de emprendimientos independientes  como Zippin o Standard Cognition que ofrecen los mismos servicios (eliminar las filas y cajeros), mediante una combinación de cámaras de seguridad, sensores y sistemas de inteligencia artificial y  ofrecen sus servicios a terceros. 


Otras zonas de alto impacto, para aplicar soluciones tecnológicas, en los almacenes de cadena, son los manejos de inventario y los sistemas predictivos, incluso algunos almacenes manejan estos espacios e incluso los anaqueles al público usando robots y asistentes digitales para asegurar una mayor precisión y coherencia con la estrategia de mercadeo de la empresa


Otras tecnologías que aumentarán su importancia con el paso del tiempo serán la implementación de chatbots con mejores capacidades, así como sistemas de realidad aumentada y artificial dentro y fuera del punto de venta (online) y el Internet de las Cosas como una herramienta de manejo de inventario y ventas. Incluso se habla de implementar un sistema de infraestructura como un servicio donde el retail ofrece el espacio y una plataforma de pago unificada pero son las marcas las que administran sus propios espacios mediante el pago de una cuota fija.


Algunos retos

Por supuesto,  esta transformación digital del retail hacia nuevos espacios no está falta de obstáculos que van desde temas culturales, de clientes y empleados,  hasta los retos de seguridad. Por ello no extraño que la privacidad de los datos y la seguridad siga siendo uno de los motivos de mayor discusión y desarrollo dentro de las grandes cadenas

Otro reto es el balance está en el retorno de inversión(ROI), este sector acostumbra manejar márgenes muy bajos mediante la eficiencia y reducción de costos en todas sus líneas y por ello las primeras inversiones en nuevas plataformas suelen ser vistas con recelo, más cuando los ROI de este segmento son a largo plazo.


Otro reto viene dado con el crecimiento de plataformas de comercio electrónico que no manejan inventarios, ni sostienen cuotas de personal tan pesadas y hacen su negocio mediante la intermediación de las partes interesadas en una transacción.  Esta nueva competencia ha puesto a las cadenas a reinventarse de una forma como no lo habían hecho en décadas y no solo con precios, también con la experiencia de compra de los nuevos consumidores, un blanco móvil cuando consideramos que las nuevas generaciones son cada vez más digitales y para las cuales movilizarse a un almacén no es algo tan usual como hace un par de años.


Sin embargo, a pesar de las amenazas, nadie habla de la desapacición del retail, simplemente de su evolución y fusión con los nuevos hábitos de consumo y tecnologías que como siempre, día a día, cambian el planeta.

-############-

Para mayor información sobre este y otros temas contáctenos en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.