Negocios tras el covid-19

Aunque el impacto del covid-19 en la sociedad puede ser incalculable eso no ha impedido que varios expertos lo intenten. Varias cifras se han asomado, por ejemplo, se dice que la mayoría de la economías perderán al menor un 2.4% del PIB para este año

 

Fuente: Statista.com

La industria del turismo y de viajes, una de las principales afectadas, de más de 711 mil millones de dólares presupuestados para el 2020 ha reajustado sus expectativas a poco más de 447 mil millones. Incluso la industria del deporte, responsable de casi el 1% del PIB global, se estima que perderá más de 40 mil millones de euros.  Las variables afectadas son innumerables pero a pesar de ello algunas industrias siguen creciendo (afortunadamente)  y ya han puesto a pensar en los analistas en una pregunta:  ¿Qué viene después?  ...Esa es la pregunta del millón, pero para empezar a responderla debemos aceptar que se viene un cambio, un “new normal” con algunas condiciones que explicaremos a continuación.

New Normal y el lado oscuro de la globalización

Durante las últimas décadas, se ha venido evangelizando sobre los beneficios de la globalización,  incluso la Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe (CEPAL) afirmó que “ el desarrollo de cadenas globales de valor o cadenas globales de producción ha sido una de las mayores transformaciones de la economía mundial en las últimas décadas, favorecida por la reducción de los costos del transporte internacional, los avances en las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) y la liberalización comercial. Actualmente, gran parte de la producción y el comercio mundial tienen lugar dentro de estas cadenas, lo que ha redundado en que los bienes intermedios ganen creciente importancia en el vínculo comercial entre países”. Un ejemplo de cómo funciona la cadena lo da la siguiente gráfica.






Fuente: Subsecretaría de Relaciones Económicas Internacionales - SUBREI

Pero en medio de esta crisis los países de dieron cuenta que la cadena no era eficiente y los gobiernos no contaron con las suficientes empresas para confeccionar la cantidad requerida de tapabocas y respiradores. Peor aún, además de la incapacidad para enfrentar la demanda los costos se dispararon y respiradores que constaban aproximadamente 15 mil dólares pasaron a valer 50 mil dólares. El punto concreto que demostró el covid-19 es la fragilidad de la cadena de producción y como esa noción de cercanía entre las fábricas en Asia y las tiendas para usuarios finales en occidente reaparecieron o como lo dice McKinsey: “Las distancias regresaron”.

Además fruto de filosofías de eficiencia como el Just in Time, la  política de mantenimiento de inventarios  japonesa que busca que  los proveedores entreguen justo lo necesario en el momento necesario para completar los procesos productivos sin tener grandes inventarios o desperdicios, dejó muy vulnerables a miles de empresas que de sobrevivir la crisis seguramente crearán planes de contingencia locales


 

Fuente: Fppt.com

Además está el proteccionismo que puede generar la crisis pues los gobiernos diseñarán agendas de protección de las verticales que consideren estratégicas para los intereses nacionales. Es más, la nacionalización se volverá a colocar sobre la mesa en algunos gobiernos. Ante estos escenarios las empresas deberán empezar a fortalecerse, de esta forma la palabra que se escuchará más que nunca en entornos corporativos será: Resilience.  

Aunque existen varias definiciones al respecto todas tienen ejes comunes y una es: “La resiliencia es la capacidad para afrontar la adversidad y así poder lograr adaptarse ante las tragedias, los traumas o incluso estrés . Desde el punto de vista organizacional, una empresa se considera resiliente cuando a pesar de los cambios constantes que sufre debido a la globalización y a la evolución de la tecnología se mantiene firme adaptándose a las derivadas de las crisis socioeconómicas, es decir, se sobrepone pese a las circunstancias adversas a ella”.

Transformación digital a la fuerza

Mucho se había escuchado de Transformación Digital, tanto que la palabra pareció perder su significado y convertirse en un mantra más que las empresas proveedoras de tecnología usan para incentivar sus ventas, pero la verdad es que el Covd-19 obligó a muchas empresas a acelerar, y en algunos casos a crear, planes de ruta para montarse en esta tendencia.  

 

Fuente: Opsramp

Para la muestra, una reciente encuesta encontró que el 61% de las empresas encuestas aceleraban sus procesos de transformación digital con un 62% de los mismos enfocados en procesos de optimización de procesos usando plataformas de computación en la nube. Lo más irónico es que  “Lo que a cientos de especialistas en transformación digital les ha demandado años para convencer a gerentes de negocio, la pandemia lo ha logrado en unas pocas semanas”.

Las oportunidades en la crisis

Pero a pesar de la emergencia, algunos han prosperado, el comercio electrónico, las plataformas de comunicación en línea, los laboratorios, y los servicios de mensajería, por solo mencionar algunas, han sido cuatro de las verticales más activas que han ayudado a la población en las cuarentenas. 

Obviamente la lista de perdedores parece ser mucho mayor abarcando desde las petroleras hasta sectores críticos para la generación de empleos como la construcción y la manufactura. Sin embargo  hay oportunidades para crecer en  algunos segmentos. 

Fuente: Netmd.org

 Algunas de estas industrias prometedoras están ubicadas en segmentos como:

-Entretenimiento

La cuarentena ha diversificado la forma de divertirse de las personas brillando segmentos como los videojuegos y las plataformas de vídeo streaming. En el primer caso Verizon, la empresa de telecomunicaciones estadounidense, reportó un incrementó del 75% en la cantidad de jugadores en línea en horas pico durante tiempos del coronavirus. España y Alemania también se unieron a esa tendencia aumentan un 36% y un 53% respectivamente. Algunos países, particularmente Corea del Sur ha convertido esta industria en un fenómeno alrededor del cual han generado canales de televisión especializados, ligas, eventos masivos e incluso conciertos de pop que se intercalan en mundos virtuales. Los eSports se han convertido en una sección algunos noticieros tradicionales e incluso atletas reconocidos salen promocionando eventos.

En cuanto a streaming, Netflix afirmó que en el primer trimestre del 2020 duplicó sus ganancias y registró un beneficio neto de 709 millones de dólares. De igual forma, pero en menor medida,  otras plataformas de streaming como Primevideo ( Amazon), Hulu y Disney Plus, entre otros, también han visto crecer sus audiencias y su valor en la bolsa, de forma consecuente, ha aumentado.

-Tecnología educatica (EdTech)

Las plataformas virtuales de educación se convirtieron en la tabla de salvación de los colegios y de innumerables padres. Así es, la educación virtual o remota ya no es el futuro, es un presente forzado


Mientras los colegios tradicionales se encuentran en crisis y han devuelto a las casas a más 1.300 millones de niños,  las plataformas de educación remota han crecido y lo han hecho antes de la crisis de forma que se proyectaba que generarían más de 350 mil millones de dólares para 2025. Con la situación actual este crecimiento se ha acelerado.

 

-Salud

Aparte de las empresas fabricantes de equipos médicos y de bioseguridad, la crisis ha disparado el valor de las farmacéuticas y empresas biotecnológicas que están haciendo ensayos  para desarrollar una vacuna  destacándose nombres como  Moderna, Novavax, Gilead, AIM ImmunoTech, Inovio y Vir Biotechnology.  Por ejemplo, en el caso de Inovio el valor de sus acciones se ha más que duplicado y en el de Moderna su valor creció en un 42%.

Fuente: Thailand Medical News

Pero no solo las farmacéuticas han crecido, Teladoc una plataforma para comunicar en línea  a doctores y pacientes ha visto crecer su valor en un 50%.  Y elementos como guantes y jabones también se han disparado. En el Reino Unido los jabones desinfectantes aumentaron en valor en un  255% en febrero en comparación al mismo mes del año anterior.

-Servicios y comercio electrónico

Los servicios de domicilios, banca remota y sistemas que reduzcan la interacción física con otras personas estarán en alza.  Pero tal vez el mayor ganador de la crisis y que más crecerá a futuro es el comercio electrónico. Sólo en Estados Unidos y Canadá se registró un crecimiento del 146%, comparado con el 2019

Otras empresas que crecerán serán los contact centers, empresas de distribución de alimentos,  plataformas de teletrabajo y telecomunicaciones. Dentro de ellos el caso de Zoom es particular, su fundador Eric Yuan acabó de entrar en la lista Forbes por su fortuna de más de 7 mil millones de dólares apero lo curioso es que antes de renunciar y armar su empresa, Yuan propuso la idea de su plataforma de comunicación a sus jefes en Cisco pero la idea fue desechada rápidamente. Tiempo después el joven renunció, creo su empresa y el resto es historia. Aunque aún falta bastante para saber el verdadero impacto de la pandemia lo que se sabe es que las empresas que triunfarán tras el covid-19 serán las que se adapten más rápidamente a los nuevos hábitos de consumo, y estos en medio de la crisis, tienden a basarse a evitar el contacto con otras personas, aprovechar la tecnología, trabajar desde casa y a consumir lo que quieren a la medida, cuando ellas quieran y donde ellos quieran.  Otro factor vital, y que está por verse, es la transformación de los gobiernos donde generalmente la economía dicta la política pero en estos tiempos ha sido al contrario. 

 

-###-

 

Para más información sobre este y otros temas de tecnología, transformación digital y negocios escríbanos en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.