Los errores más comunes a la hora de hacer la transformación digital

 
Si bien es cierto que la transformación digital se ha acelerado en estos días por la pandemia, también lo es que muchos procesos no son los más adecuados y en muchos casos la solución termina aumentando el problema. Conozca cuáles son los errores más comunes en los procesos de transformación digital.

Lo dicen las cifras, el mercado de computación en la nube(cloud) ha crecido un 33% en medio de la pandemia. Amazon (AWS), seguido de Microsoft Azure, Google y Alibaba, son los líderes que se han encargado de atender esta creciente  demanda para respaldar el comercio electrónico, el trabajo remoto, la educación a distancia, la colaboración en línea y la transformación digital de la empresas, entre otros factores.


La llamada “nueva realidad” es un estado donde la nube reina,  desde el almacenamiento de datos y sistemas de teleconferencias, hasta el entretenimiento con plataformas como Netflix, Amazon Primevideo, Disney+, etc.

 

En este escenario las empresas que han tenido una infraestructura digital robusta (una minoría) han soportado los embates del confinamiento, pero la gran mayoría debió apresurarse para embarcarse en procesos de transformación digital. Y aunque la transformación digital tiene muchas virtudes por su gran capacidad de atender de una forma rápida y eficiente a las necesidades actuales del mercado,  debe realizarse con cuidado y no es extraño encontrar un cúmulo errores comunes a la hora de empezar estos procesos.

 

Incluso antes de la pandemia este afán por la digitalización estaba presente: en una encuesta realizada en 2019 en donde se encontró que el 34% de todos los encuestados, de diversos niveles e industrias, consideraban la transformación digital como su prioridad.


Fuente: Mass Media Group

 

Esta cifra aumentaba para empresas de tamaño mediano alcanzando un 48% de preferencia. Pero algunas de ellas presentan un problema en común que constituye el primer gran error:

 

1. No entender exactamente el concepto de “digital”.

Montar una página web y tener un perfil en las redes sociales de moda no es transformación digital (es parte del proceso pero no en su totalidad). Uno de los principales pilares de la nueva normalidad, y en sí de las redes sociales, es la capacidad de interactuar con los clientes. 

 

De allí que tener un perfil de una marca en redes sociales sin administrar o haciéndola de forma inadecuada,  sin generar contenido relevante,  dedicándose solo a vender y sin  “dialogar” con los consumidores, puede ser peor que no tener nada.

 

Es vital entender que la transformación digital va mucho más allá de simplemente digitalizar parte de las operaciones, la transformación digital es un cambio estratégico y cultural de toda la organización.

 

Además vivimos en la era del customer experience y el customer Analytics, donde la competencia está a un clic de distancia, donde el contenido personalizado es una necesidad y donde los principales dispositivos de navegación son los teléfonos celulares no las grandes pantallas de los computadores de antaño.

Fuente: Nunkyworld

 

Por eso es fundamental entender que transformación digital no es solo tecnología, no es hablar de Big Data y CRM. Es cierto, son una parte de la solución pero no lo es todo y esto recalca el segundo gran error:

 

2.El “tecnocentrismo”, dándole más protagonismo, del que se debería, a la tecnología.

Porque la transformación digital es algo más profundo que va más allá de la simple tecnología y es involucrar todos los procesos, en una estrategia de innovación permanente con el cliente en el centro de todo. Ese es otro de los problemas más usuales un 

 

Por supuesto las empresas no tienen porqué saber de tecnología, solo de su core business, y aquí es frecuente encontrar otro error en empresas acostumradas a hacerlo todo: 

 

3.No buscar asesoría calificada.

 Pero aquí se presenta otro dilema: muchos hablan de transformación digital pero pocos la entienden. Por ello, antes de decidirse por un asesor es conveniente  seguir algunas pautas como:

 

-Asegurarse que el consultor tenga experiencia en procesos de transformación digital. No todos los consultores son adecuados para todas las empresas, hable con ellos y revise cuál se adecúa más a sus necesidades. Cuál conoce más de su industria y como lo ayudaría a identificar los objetivos concretos de esa transformación y a partir de allí a formular una estrategia de cambio.

 

-No busque alguien que quiera venderle todo (a menos que realmente lo necesite). No todas las nuevas tecnologías son adecuadas para las empresas. Una pyme no necesita comprar las soluciones más costosas, necesita comprar las que le ayuden a crecer más y sobre todo que estas tecnologías no sean obsoletas en poco tiempo. Pida a su consultor opciones en sus soluciones tecnológicas.

 

-Seleccione un asesor que pueda dialogar con los opositores. Todo proceso de cambio genera una resistencia, es algo natural, pero se debe saber cómo hacer frente a estos grupos, como convencerlos y convertirlos en aliados. En los procesos de transformación digital debe existir un liderazgo que comienza desde la alta gerencia para propagar la cultura digital en toda la organización.

 

Otros errores comunes en los procesos de transformación digital son:

 

3.Cronogramas poco realistas. 

Es cierto que la transformación digital puede revolucionar a las empresas pero por su misma importancia no se debe apresurar. El asesor que ofrezca los plazos más cortos no es necesariamente el mejor y por ello lo primero es empezar con expectativas realistas.

 

En este mismo plano,  y como consecuencia de las falsas expectativas y mitos sobre la transformación digital es común encontrarse con errores como:

 

4.La falta de objetivos claros y peor aún: ignorar los datos y el feedback que se genera en estos proceso de cambio.

 

Fuente: Veritis

 

Tal vez la única certeza que queda en estos días es el cambio. Todo cambia, los mercados, los productos, los clientes. Por ello las empresas deben ser capaces de cambiar pero no en forma ciega, para ello está la analítica. El establecimiento de indicadores de desempeños claros (KPI).

 

Por supuesto no todos los indicadores KPI son adecuados a todos los procesos sin embargo existen algunos usados frecuentemente como son: 

 

-Horas ahorradas de trabajo.

-Customer experience.

-Índices de satisfacción.

-Taza de innovación.

-Ingresos generados por servicios digitales.

-Customer lifetime value.

-Número de visitantes únicos.

-Horas invertidas en cada productos creado.

-Tazas de conversión y abandono de clientes y usuarios.

 

Estos KPIs deben ser creados de forma conjunta entre la empresa y el consultor y son los ojos, los sentidos de la empresa que le permitirán cambiar y adaptarse a las particularidades de cada proceso de transformación digital.

 

Los procesos de transformación digital tienen otra particularidad y es que son más de hacer (por supuesto con objetivos claros)  que de una súper planeación y este es precisamente este otro de los errores más comunes: 

Fuente: AFK Partners

 

4.Overplanning

Si no se tiene cuidado, los procesos de transformación digital se pueden quedar casi  paralizados por constantes análisis que corresponde a la forma tradicional de hacer las cosas(Old world). Para combatirlo se suelen usar metodologías Lean startup thinking que permitan generar escenarios de experimentación que permitan agilizar los procesos de innovación de las empresas.

 

Por último, otro error común se deriva de los mitos:

 

5.  Pensar que la transformación digital resolverá todos los problemas de la empresa.  

Es cierto que estos procesos de cambio ayudan a automatizar y optimizar todo, a ser más competitivos, a crear escenarios de comunicación más eficientes donde florezca la innovación, pero la transformación digital es una herramienta, una metodología para ayudar a las empresas. Lo que sí sabemos es que si usted no está implementándola su competencia seguramente sí lo estará haciendo.

 

La transformación digital no es una moda, es una necesidad del mercado, más cuando nos enfrentamos a nuevos escenarios donde los modelos tradicionales de hacer negocios se han quedado cortos.



-########-

 

Para más información sobre este y otros temas contáctenos en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.